La gran Distribución, clave en la marcha atrás del Ministerio para prohibir la venta de AOVE en envases de PET

Una de las medidas presentadas hace meses por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para revitalizar los precios en origen del aceite de oliva virgen y virgen extra, así como para fomentar su consumo y dar con ello más oportunidades comerciales al olivar tradicional era la de prohibir el envasado de la categoría de AOVE en PET o plástico. Una medida que fue en su día duramente contestada tanto por las grandes envasadoras de aceite de oliva -y algunas grandes cooperativas entre ellas- así como por la gran Distribución.

La idea del Ministerio de Agricultura era la de ayudar a diferenciar mejor en los lineales los aceites de oliva de mayor calidad en un mercado donde a formación del consumidor sigue siendo escasa, pese a la subida de la categoría de AOVE en los últimos años. Mientras, sus detractores aseguraban que el encarecimiento de los costes que provocaría el paso del PET  al vidrio, no solo en envases sino también logísticos, provocaría un encarecimiento final del producto en su precio PVP y con ello la posibilidad de un menor consumo, justo lo contrario de lo que se quería conseguir.

Además, hay que tener en cuenta que la mayor parte de los volumen de los aceites de oliva viren extra que se comercializa en los súper e híper españoles se realiza ya en formato de 5 litros (o 2,5) en los últimos tiempos en PET.

Tras aprobar diferentes alternativas en los últimos mesas que afectan de forma directa al sector oleícola -Ley Cadena Alimentaria, Almacenamiento privado, perfeccionamiento de los paneles de cata…- el Ministerio no ha querido mantener su idea de vender el AOVE solo en PET. Y además de la presión de las envasadoras, a resultado clave en esta situación el frontal rechazo de las principales asociaciones de grandes distribuidores de alimentación y de los grupos que representan (Mercadona, DIA, Carrefour, LIDL, Aldi, El Corte Inglés-Hipercor, Eroski, Alcampo…) para los que el cambio de formato en un producto de tanto volumen de venta anual y rotación en los lineales  supondría costes muy elevados de logística, transporte y almacenamiento.

Desde hace muchos años, las almazaras y marcas comerciales más enfocadas al segmento Premium de AOVE, envasan sus productos en cristal en formatos de 500 ml -el mayoritario- y también en el de 750 ml. Sin embargo, cooperativas y almazaras industriales concentran la mayor parte de sus ventas directas en almazara de sus aceites de oliva virgen extra en el formato de garrafa de 5 litros, el más demandado en compra directa en sus propias instalaciones e incluso en venta on line. Las grandes envasadoras siguen apostando también por el PET en sus botellas de un litro de virgen extra, las que más margen comercial tienen.

Otros envases como el tetra pak, bag in  box y la lata, pese a crecer en los últimos años, siguen siendo minoritarios en la comercialización final de los aceites de oliva virgen extra que seguirán vistiéndose de cristal… y de PET. Para ir de gala o andar por la calle.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s