Los hogares con niños menores de seis años son los que tienen menor consumo de aceite de oliva en España

Talleres Escolares AO 2016 (2)
Talleres escolares de fomento del aceite de oliva de la Interprofesional

Los últimos datos sobre las tendencias del mercado de consumo de aceites de oliva en España muestran cómo en los últimos años los hogares españoles con niños presentan un consumo más bajo que la media. Aunque parezca un contrasentido, dada la imagen saludable del aceite de oliva virgen extra.

El último Informe de Mercasa sobre la Alimentación en España así lo indica con claridad: “los hogares sin niños consumen más cantidad de aceite de oliva, mientras que los consumos más bajos se registran en los hogares con niños menores de seis años”.  Lo que no queda claro es si este menor consumo se debe a los cambios de alimentación en los niños –con más productos precocinados, mucha bollería industrial y fast food– o porque de forma consciente los padres no apuestan por el producto, ya sea por su mayor precio frente a otras grasas vegetales o por falta de tiempo para cocinar. Datos que deberían hacer reflexionar a toda la cadena del sector oleícola español.

En las últimas campañas, varias almazaras han lanzado al mercado AOVE especialmente diseñado para el cliente infantil, con presentaciones y marcas específicas y gustos suaves. Aunque no han llegado de forma habitual a las grandes superficies de híper y súper.

Según el informe de Mercasa, “por tipología de hogares, se observan desviaciones positivas con respecto al consumo medio en el caso de retirados, parejas adultas sin hijos y adultos independientes, mientras que los consumos más bajos tienen lugar entre las parejas con hijos, con independencia de la edad de los mismos, las parejas jóvenes sin hijos, los jóvenes independientes, y en los hogares monoparentales”.

En cambio, las personas de mayor edad siguen valorando más el aceite de oliva, quizás porque desde pequeños se utilizó en sus casas, sobre todo en aquellas regiones con tradición olivarera y aceitera. “En los hogares donde compra una persona con más de 65 años, el consumo de aceite de oliva es más elevado, mientras que la demanda más reducida se asocia a los hogares donde la compra la realiza una persona que tiene menos de 35 años”.

Curiosamente, una nueva tipología social, la de los singles, consume de media más aceite de oliva que aquellos hogares con más miembros. “Los hogares formados por una persona muestran los consumos más elevados de aceite de oliva, mientras que los índices son más reducidos a medida que aumenta el número de miembros en el hogar”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s