Japón, un ejemplo de 150 millones de euros en exportación para el aceite de oliva español en todo Asia

MERCADO ASIATICO INTERPROFESIONAL 2018

La semana pasada ha tenido lugar Foodex, la mayor feria agroalimentaria de la zona Asia-Pacífico, que tiene lugar en Japón. España ha sido el país europeo con mayor superficie de exposición (121 empresas) y el segundo del mundo tras el de China, prueba de gran interés por el este ingente mercado. Las empresas y cooperativas de aceite de oliva y aceituna de mesa han sido, junto a las bodegas de vino, uno de los sectores más activos.

En el caso concreto del país anfitrión, Japón, se trata de un mercado estratégico para el aceite de oliva español desde hace muchos años, que ha crecido un 158% en consumo desde al año 2012. En términos de valor, según datos del ICEX, España lleva liderando el mercado japonés de aceite de oliva en las tres últimas campañas. Tras la carne de porcino, el aceite de oliva es el segundo producto agroalimentario español más exportado a Japón con un valor de mercado superior a los 150 millones de euros.

A esta edición de Foodex han asistido 80.000 profesionales, desde mayoristas a minoristas, pasando por supermercados, firmas de catering, importadores de bebidas o de restauración, procedentes de 83 países.

Además de la demanda de aceite de oliva –especialmente el virgen extra y con clara tendencia al alza del ecológico– para gastronomía y cocina, una parte importante de la demanda de aceites de oliva al mercado nipón tiene como finalidad el uso cosmético y farmacéutico. Para miles de jóvenes japonesas, el aceite de oliva se ha convertido en un desmaquillador natural muy demandado.

Las exportaciones de alimentos y vinos españoles a Japón alcanzaron en 2018 los 906 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,75% respecto a 2017. Por productos sigue siendo la carne de porcino congelada la principal exportación española, superando los 421 millones de euros; le siguen el aceite de oliva (125 millones de euros), los pescados y mariscos (92 millones de euros), vinos (85 millones de euros) y las conservas hortofrutícolas (38 millones de euros).

En el área del sudeste asiático, el otro gran mercado para el aceite de oliva español sigue siendo china, con sus singularidades tanto geográficas –muy concentrado en la capital Pekin y en la zona de Shangai– como de venta. Más como regalo que para un uso gastronómico diario solo demandado por una clientela con inquietudes saludables y que conoce en parte la cultura europea y mediterránea.

Otros mercados como Taiwan, Sinpagur o Indonesia también ofrecen interesantes posibilidades de futuro, en unos casos por su perfil más cosmopolita de clientes y también por su elevada demografía.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s