El secreto de la tortilla española que se vende en lata con cinco años de caducidad: el AOVE

tortilla en lata

Pocos productos como la tortilla española tienen tanta admiración entre la gastronomía nacional. Y con tas escasos ingredientes y elaboración. Aunque resulta difícil –por no decir casi imposible de exportar– hasta que una joven pareja de emprendedores, Patricia y Guillermo, ha revolucionado su packaging introduciendo la lata. Los jóvenes han abierto en plena Plaza Mayor de Madrid, uno de los lugares más transitados a diario de España con miles de turistas, la tienda Memories of Madrid especializado en la venta de tortilla española en lata.

Su gran revolución, además del inesperado envase más previsible para conservas de pescado, es su gran caducidad: hasta cinco años. La esterilización de la lata y sobre todo el uso del aceite de oliva virgen extra como conservante final del producto son claves en dicha caducidad. “Para nosotros es realmente importante que nuestro producto sea de calidad. Buscamos tener solo ingredientes naturales y de primera. Nuestras latas no cuentan con ningún tipo de conservantes, se conserva únicamente con aceite virgen extra. Son 100% naturales. Ah! Y siempre con cebolla. Es algo fundamental en una buena tortilla”, aseguran. Las tortillas se elaboran en una empresa de Fuenlabrada que también es la encargada de preparar las tortillas para el ejército español. El packaging intenta ser también rompedor ya que cada una está dedicada a un año. Desde 1939 hasta el 2018/2019, con un acontecimiento llamativo de cada año.

La aceptación del producto por parte de los turistas está siendo buena, sobre todo por su facilidad y seguridad en el transporte, aunque a algunos  como los japoneses, menos acostumbrados a las latas en los alimentos, no les resulte sencillo de aceptar. La tortilla se puede comer fría o caliente y el envase es apto para meterse en el microondas y no dispone de abre fácil por temas de seguridad. El precio es de 9 euros.

Aunque no siempre las tortillas españolas más afamadas han recurrido al aceite de oliva, por desgracia. La pasada primavera, el restaurante Casa Dani, ubicado en el Mercado de la Paz de Madrid, ganó el II Campeonato de España de Tortilla de Patata celebrado en Tenerife al que se presentaron unos 100 chefs. Según aseguró la ganadora, Lola Cuerda, la responsable de Casa Dani, su secreto estaba en utilizar patata agria manchega, cebolla y aceite de girasol, con una explicación sobre por qué no usaba aceite de oliva en sus tortillas:”creo que este aceite impregna demasiado a la patata al freírla y resulta menos agradable el sabor que con el de girasol”.

No sabemos si ha llegado a utilizar las numerosas variedades de aceites de oliva virgen extra existentes en el olivar español para seguir manteniendo dicha afirmación. Sin hablar de la salud.

Foto: Memories of Madrid


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s