Jordi Sabaté (Investigador del IRTA/Cabrils): “Nos amenaza una avalancha de nuevos parásitos vegetales en un escenario de cambio climático”

JORDI SABATE

Entrevista con
Jordi Sabaté
Investigador del IRTA/Cabrils
y asesor científico del Grupo de Trabajo de Xylella fastidiosa

Jordi  Sabaté, además de investigador del IRTA/Cabrils, es también asesor científico del Grupo de Trabajo de la Xylella fastidiosa, que se ha convertido en un ingente desafío para el olivar mundial que ha afectado hasta ahora de forma notable a Italia y a la región de Puglia, su epicentro oleícola, pero que también ha llegado ya a varias comunidades autónomas españolas en olivar, almendro y otros cultivos. Una ingente amenaza a la que se añade la de otros muchos patógenos vegetales que gracias al cambio climático se están descubriendo o reapareciendo. La investigación en campo y laboratorio es esencial para  contar con argumentos eficaces y poder combatirlas de la mano de destacados investigadores en todos el país.

(Jordi Sabaté Rabella es Dr. Ingeniero Agrónomo con tesis doctoral sobre la transmisión, la epidemiologia y el control de fitoplasmas de frutales y vid en el norte de España. Actualmente es Investigador en el programa de Protección Vegetal Sostenible del IRTA (Cabrils, Bacelona). Trabaja desde 2001 en la detección y el control de virus, fitoplasmas y bacterias fitopatógenas, centrado en el estudio de los mecanismos de transmisión y diseminación a través de sus insectos vectores. Participa en las campañas de erradicación de la sharka, el fuego bacteriano y la flavescencia dorada de la Generalitat de Cataluña. También es asesor científico del grupo de Trabajo de Xylella fastidiosa de Cataluña junto administración, sector productivo y sindicatos agrarios. Ha caracterizado la población y los ciclos vitales de insectos Auquenorrincos (vectores potenciales de Xylella y fitoplasmas) en Cataluña y Valle del Ebro desde 2004. Es coordinador del subproyecto de Biología y ecología de vectores potenciales de X. fastidiosa y su papel en la epidemiología y el control de la enfermedad dentro del proyecto: E-RTA Desarrollo de estrategias de erradicación, contención y control de Xylella fastidiosa en España. También es el investigador responsable del subproyecto de estudio de especies vectoras de X. fastidiosa en las Islas Baleares dentro del proyecto de investigación del gobierno balear titulado: Diseño e implementación de estrategias de control frente a X. fastidiosa)

¿En qué momento se encuentra la investigación para conocer mejor la Xylella Fastidiosa y poder enfrentarse con más garantías a ella?

Después del fuerte impacto producido por el foco epidémico del sureste de Italia en 2013, y los siguientes focos aparecidos en Francia y España, la comunidad de fitopatólogos se volcó en la investigación de todos los aspectos que pudieran condicionar el control de esta enfermedad sin tratamiento. En Europa, la multiplicidad de aislados detectados pertenecientes a las tres subespecies de la enfermedad y el amplio rango de nuevos huéspedes vegetales y de vectores potenciales, sugieren que la bacteria evoluciona y se adapta rápidamente a los nuevos agroecosistemas europeos colonizados. Actualmente se han hecho avances en la detección precoz de la bacteria, en el estudio del ciclo vital y la capacidad de transmisión de las distintas especies de insectos vectores, y en la tolerancia/resistencia de variedades cultivadas, entre otros aspectos de importancia. Estos avances permitirán combatir los posibles nuevos focos de una manera más precoz y efectiva, y allá donde la bacteria ya sea endémica, poder controlar la enfermedad y continuar con una agricultura arbórea productiva, como ya ocurre con otras enfermedades sin tratamiento o con X. fastidiosa en América.

Cuando pasan meses sin nuevas noticias de casos de Xylella puede existir la tentación entre el sector productor a “bajar la guardia” y olvidarse del tema ¿Esta estrategia de relajación es peligrosa?

Evidentemente la tentación existe, como también la tentación de quitarle importancia con argumentos acientíficos a la enfermedad y a la erradicación allá donde ya está presente la enfermedad. Buscar la salvación de unos árboles ya improductivos, y que probablemente mueran en un par de años, es una actitud imprudente que no aportará ningún beneficio económico y que pondrá en peligro las áreas no afectadas. La erradicación es difícil y causa prejuicios importantes, pero es la única herramienta con la que se cuenta para contener la expansión de la enfermedad. Más allá de X. fastidiosa, no es conveniente bajar la guardia ante ningún patógeno o insecto, y más teniendo en cuenta la avalancha de nuevos parásitos vegetales que nos amenazan en un escenario de cambio climático y movimiento mundial de material vegetal.

Los agricultores donde se han detectado casos de Xylella y ha habido que arrancar almendros u olivos y no poder plantar en ellos se quejan de la pérdida de ingresos. ¿El arranque de los árboles y la no plantación durante una larga cuarentena es la única alternativa viable?

Mientras continuemos en un escenario de erradicación, sí. Por el momento es un mandato europeo, y la alternativa sería la declaración de zona de convivencia con la enfermedad. Esta convivencia implica barreras fitosanitarias muy estrictas, prohibición del movimiento de muchas especies vegetales, y en zonas continentales, el peligro que no se pueda contener geográficamente el foco. Cuando se tengan bien determinadas las principales especies vegetales donde los insectos adquieren la enfermedad, probablemente la lista de especies a arrancar se reduzca significativamente.

Desde el punto de vista de la sanidad vegetal la Xylella ha podido eclipsar otros problemas comunes al sector del olivar ¿Cuáles siguen siendo las plagas más comunes y dañinas para el cultivo y la calidad de su fruto?

El cultivo del olivo en España es muy heterogéneo geográficamente en cuanto manejos, variedades y productividades, siendo las plagas y enfermedades más importantes en cada zona un reflejo de esta diversidad.

Las plagas clásicas como prays o la mosca del olivo, siguen siendo problemas de importancia que causan muchas pérdidas económicas dependiendo de la zona. En cuanto a las enfermedades, las más importantes siguen siendo en función de la zona y de la variedad: la tuberculosis, el repilo y sobretodo la verticilosis, enfermedad en expansión que causa grandes pérdidas, y que hasta el momento no tiene un tratamiento efectivo.

Hay que estar alerta sobre otras plagas y enfermedades invasoras como por ejemplo la chinche Halyomporpha halys. También hay que abrir el foco sobre problemas reemergentes (antiguas enfermedades que por cambios de manejo, climáticos o de variedades, vuelven a causar pérdidas) como podrían ser el algodoncillo o las aceitunas jabonosas.

¿Hasta qué punto los nuevos sistemas de cultivo de olivar y también la introducción masiva del riego pueden cambiar los problemas de sanidad vegetal del olivar tradicional de secano?

Cambios tan significativos como el riego, sobre una especie vegetal tradicionalmente de secano como el olivo sin mecanismos de defensa contra patógenos de suelo favorecidos por la humedad, incrementan el ataque de estos patógenos, como se está viendo en las epidemias de verticilium, armilaria/roselinia o fitóftora.

La intensificación en la nutrición, la densidad de plantación, la poda y los cambios varietales ligados a los nuevos sistemas productivos intensivos, también pueden acrecentar nuevos o viejos problemas fitosanitarios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s