España lidera el mercado chino pero no logra que despegue el consumo con fuerza entre la clase media

CHINA

China está aún muy lejos de lo que representa el mercado de consumo de aceite de oliva para las empresas y cooperativas españolas. Sin embargo, los aranceles de la Administración Trump han vuelto  a situarlo como mercado estratégico de futuro para el AOVE español, especialmente para el de las exportaciones envasadas. Tanto por su potencial demográfico y económico, con una pujante clase pudiente y una creciente clase media urbana, pero sobre todo por el liderazgo claro de las marcas españolas en el mercado chino.

Según los últimos datos del COI, de las 42.198 toneladas importadas por China de aceite de oliva en sus diferentes categorías así como de orujo de oliva, 35.152 procedieron de España. Italia, segundo país exportador, solo alcanza las 5.000 toneladas, a gran distancia. Esta es la buena noticia para el mercado español y sus empresas y cooperativas, además del protagonismo del virgen extra y el virgen frente a la categoría de refinado en este mercado.

La mala es que el crecimiento del consumo previsto en China no se ha cumplido y aumento de forma menos constante de lo necesario. Así, entre la campaña 2012/2013 y la campaña 2017/2018, el crecimiento del consumo global ha sido de 12.000 toneladas, a un ritmo inferior a las 2.000 toneladas anuales. Unas cifras muy bajas teniendo en cuenta el potencial de consumo por habitante solo en grandes urbes en el gigante asiático.

China representa alrededor del 4,0% de las importaciones mundiales de aceite de oliva y aceite de orujo. Según el COI, España e Italia son los principales proveedores de China sumando entre los dos el 94,5% del total, después de estos destaca Grecia con el 1,3% y Australia con el 1,2%, el resto de países se sitúa por debajo del 1%. Por procedencia de las importaciones, el 95,8% del total proceden de la Unión Europea. El 4,2% restante procede principalmente de Argentina 1,3%, Australia 1,2%, Túnez 0,4% y Turquía 0,4%.

En cuanto a los volúmenes por categorías de producto, el 72,4% del total de las importaciones han sido de virgen extra o virgen, de las importaciones de aceite de oliva con el 17,4% y el 10,2% restante corresponde a las importaciones de orujo de oliva. De los 42.198 toneladas que China importó en la campaña 2017/2018, unas 30.500 tn fueron de  virgen extra. España es la suministradora de 25.000 toneladas de aceites de oliva virgen extra de los que se consume cada año en China.

La evolución de las importaciones de aceites de oliva presenta una tendencia positiva representando el 17,4% del total de las importaciones en 2017/18 frente al 4,7% que representaba en 2011/12.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s