La crisis del coronavirus pone a prueba la demanda de aceite de oliva en el canal on line de la gran Distribución

compra internet

La crisis mundial del coronavirus ha puesto también en cuarentena el modelo de Distribución alimentaria tal como lo conocemos hoy en día. Mientras la distribución en tienda física ha aguantado el tirón del consumo con cierta normalidad, pasada la primera semana tras el Estado de Alarma con las llamadas “compras búnker”, la situación en el mercado de las compras on line ha sido completamente opuesta. Y ha enseñado a las grandes cadenas, con la poderosa Mercadona a la cabeza y sus colmenas, que el modelo on line requiere algo más que inversión. Sobre todo logística de cercanía.

El cuello de botella generado en el sector logístico y la avalancha de compra han obligado a varias de las cadenas a suspender el servicio de compra on line o dilatarlo en varios días de entrega que hacían que el cliente desistiera de intentarlo de nuevo. Ahora que más falta hacía. Sobre todo en productos de primera necesidad y que en muchas ocasiones por su peso o volumen, como ocurre con el aceite de oliva en su formato de garrafa de 5 litros, uno de los más demandados, es muy requerido en las entregas en domicilio.

Tampoco ha ayudado la todavía limitada oferta de productos de alimentación del gigante on line, Amazon, que sigue testeando el negocio desde el punto de vista tecnológico. Una oportunidad que ha querido aprovechar también Correos Market, el mercado on line promovido por la empresa pública Correos a la que se han sumado cientos de pymes agroalimentarias, entre ellas varias del sector del aceite de oliva virgen extra.

En Estados Unidos, mercado más proclive aún a las compras compulsivas, entre el 1 y el 20 de marzo, más de 40 millones de hogares solicitaron algún tipo de producto por internet. Y cadenas como el gigante de la distribución Walmart recibían en esas fechas 1,1 millones de visitantes diarios en su página web, casi un 60% más que la media de los últimos meses.

Los expertos en el sector de la distribución están seguros que la actual situación, sea de confinamiento total durante más semanas hasta mayo o la posterior a este estado cuando psicológicamente el comprador seguirá prefiriendo evitar los establecimientos y aglomeraciones, va a seguir provocando tensión en el negocio de las compras on line en el sector de la distribución. Y ya no solo de productos más tipo gourmet como hasta ahora, sino de productos de gran consumo, desde frutas y carnes hasta aceite de oliva o legumbres.

Esta demanda exponencial ha cogido al sector por sorpresa como a todo el resto de sectores. Porque el negocio de la compra digital en alimentación aún es muy incipiente en España, al menos hasta esta situación. Incluso menos que la compra de comida a domicilio, la food delivery, otro de los grandes negocios emergentes de la crisis entre el cliente joven.

No hay que olvidar que según datos de la consultora Kantar, las compras on line en alimentación en España representaban solo hasta la llegada del virus el 2,4% del total. En Estados Unidos alcanzaban el 3,1% y en mercados como el de Reino Unido el 7,6% del total. Cifras que a buen seguro cuando finalice el año van a experimentar un crecimiento muy fuerte. Y que pueden beneficiar las compras de aceite de oliva virgen extra y oliva en formatos grandes de 3 y cinco litros especialmente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s