El AOVE de Apadrinaunolivo.org recibe el premio al Mejor Aceite de la DOP Bajo Aragón

apadrina un olivo

El​ ​Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida “Aceite del Bajo Aragón”​, ha otorgado el premio de ​el mejor aceite del Bajo Aragón 2020 ​al aceite producido en la almazara de Apadrina un Olivo. Son distinciones a la calidad que se entregan desde 1997 y seleccionan ​el mejor aceite entre todos aquellos que tienen el sello de la​ ​denominación de Origen del Bajo Aragón​.

Este aceite es el fruto de olivos centenarios recuperados en un pueblo de la España vaciada, gracias a la solidaridad de sus padrinos y madrinas que​ apadrinan un olivo​ ​para ayudar a la repoblación de Oliete​ (Teruel) en un proyecto medioambiental y social que da posibilidades de empleo a jóvenes y personas de exclusión social. Lleva  funcionando desde 2014 y ya es un modelo a exportar para que otros ​pueblos puedan poner en marcha proyectos de emprendimiento y que generen desarrollo rural sostenible.

Los premiados como “Mejor Aceite del Bajo Aragón 2020” hemos sido:

– Primer premio a la calidad​ otorgado a Apadrinaunolivo.org de Oliete, Teruel, y a su maestro almazarero Carlos Blanco.

-Segundo premio a la calidad​ concedido a aceites​ Impelte del Bajo Martín SL​, de La Puebla de Hijar, Teruel, y a su maestro almazarero Javier Sánchez.

-Tercer premio a la calidad​ para​ ​La Calandina​ SCL, de Calanda, Teruel, y a sus maestros almazareros Raúl y Valentín Caldú.

La oliva de esta zona es de la variedad empeltre, conocida también como la​ “Fina de Aragón”​, una de las variedades más antiguas de olivo en la península Ibérica. Forma parte de nuestra historia habiendo sido incluso árbol de la corona de Aragón. Suyo es ese color característico de la oliva negro azabache. El aceite destaca por su sabor ligero y suave, en el que sobresalen notas a nuez en primer lugar y a almendra verde. Otros matices que podemos percibir son la tomatera, o la alcachofa. Estos son los resultados de la valoración en la cata son un frutado medio, un amargo ligero y un picante ligero.

“La producción de esta temporada ha estado marcada por la enorme sequía del año pasado. Esperábamos una campaña de 250.000 kg y apenas llegamos a los 180.000 kg. También supuso un reto moler olivas de secano engordadas de agua por el último mes antes de recogerlas. Fue una molturación difícil. Un aspecto positivo fue el gran esfuerzo que supuso para todos la implantación de recogida en palot o caja, excluyendo otros medios tradicionales como sacos o remolques. Esto supuso un avance en la calidad y un gran esfuerzo para nuestra gente”, según Carlos Blanco (Maestro de la almazara Apadrina un olivo).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s