El sector exportador pone en la diana los precios en origen cuando la campaña comienza a tomar volumen

La campaña olivarera 2021/22 comienza en  las semanas cruciales en cuanto a recolección a la espera de que el tiempo climatológico –borrascas incluidas– y el rendimiento final de la aceituna en almazara se ajusten a los aforos. Por estas fechas, concluida la campaña natural del producto –de octubre a octubre– surgen las voces de todo tipo –productores, almazaras, envasadoras, cooperativas, exportadores…– que analizan si los precios en origen han influido más o menos en el volumen de ventas tanto en el mercado nacional como en de las  exportaciones.

Y si el precio actual, que se ha mantenido estable en la horquilla de los 3-3,15 euros como categoría en los últimos meses ha logrado engrasar a toda la cadena de valor del producto aunque se hayan quedado por el camino ventas en el mercado nacional y exportaciones. La pregunta no es baladí: ¿merece la pena batir récords de ventas con el aceite en origen a menos de 2,50 euros como categoría o bajar ventas entre un 6 y un 12% con el aceite a 3 euros? ¿O los graneles de exportación un 18%? Depende del lugar que cada uno ocupe en la cadena de valor del producto, la respuesta será una u otra.

Las dos últimas comunicaciones de las asociaciones que engloban a los grandes envasadores (ANIERAC) y exportadores (ASOLIVA) aportan algunas respuestas desde el punto de vista empresarial del sector. En el caso de ANIERAC, con los datos de septiembre ya cerrados, se puede hacer ya un resumen de lo que ha sido la campaña natural del producto en cuento a ventas. “Con el mes de septiembre finaliza la campaña 2020/2021. Del aceite de oliva en su conjunto han salido 320 millones de litros, cifra un 6,61% inferior a la del año pasado (342,71 millones de litros en la campaña 2019/2020).

Las cifras del aceite de oliva virgen extra puesto en el mercado superan los 130 millones de litros, lo que supone un descenso del 10,88% frente a la campaña anterior. El aceite “suave” y el “intenso” también presentan un descenso de un 5,7% y 4,9% respectivamente. Por el contrario, las salidas de  oliva virgen con 26,20 millones de litros son un 11,9% superiores a las de la campaña 2019/2020. Por último, durante esta campaña que acaba de finalizar las salidas de aceite de orujo de oliva han sido de 14,33 millones de litros, un 12,0% superior a la anterior campaña, cuyas salidas fueron de 12,78 millones de litros”. Es decir, la caída de los refinados no ha llegado al 6% mientras que la del virgen extra ha sido casi el doble, con mayores ventas de virgen y recuperación postpandemia del orujo de oliva.

En el caso de las exportaciones, la última comunicación de ASOLIVA culpa directamente a los precios en origen de los últimos meses de la caída de las exportaciones. Según ASOLIVA, “la subida del precio en origen del aceite de oliva ha provocado un apreciable descenso de las exportaciones españolas en los últimos meses. La evolución de las cifras de exportación del “oro líquido” durante los últimos cinco meses, de mayo a septiembre, así lo revela. Según datos del Departamento de Aduanas de España y de la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios), el descenso de las operaciones computadas afecta fundamentalmente a las ventas a granel, donde la caída ha sido del 18% en comparación con el mismo periodo de la campaña anterior. Las exportaciones de aceite envasado, por su parte, han decrecido un 5% en este mismo periodo”.

Para la Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador de Aceites de Oliva y Aceites de Orujo “el alza del precio en origen resta competitividad al sector exportador español. El asunto no es baladí por cuanto las exportaciones representan el 75% de todo lo que se produce en España”, advierte el director general de ASOLIVA, Rafael Pico.  Según la asociación de exportadores, la tendencia irá a peor en los próximos meses. “A medida que ya se ha empezado a reflejar el nuevo coste del aceite, las ventas al mercado exterior han empezado a resentirse notablemente”.

La comunicación de ASOLIVA no hace ninguna mención a los graves problemas en el comercio logístico marítimo mundial en los últimos meses y especialmente con el espectacular encarecimiento de los fletes por mar, hasta de un 300% en lo que va de año según ruta y destino. Que ha encarecido significativamente el precio final de las exportaciones a granel y envasada.

Del otro lado de la cadena, a pie de olivo, día sí y día no, llegan comentarios a este portal  de olivareros y cooperativistas de olivar tradicional que aseguran que a los precios del pasado año –en torno a 0,35-0,40 euros/kilo de aceituna– los costes no compensan para nada. Y que lo mejor que pueden hacer, así de crudo lo aseguran, es dejar las aceitunas para los estorninos.

Está por ver con el inicio masivo de la recolección en la última semana de Noviembre cómo se comportan los precios en origen de la aceituna en cooperativa y en almazara.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s