Las ventas de virgen extra concentran el 70% de la caída de ventas de aceite de oliva en el último año

La categoría del aceite de oliva virgen extra ha experimentado en los últimos años un incremento sensible en cuota de mercado en la categoría de aceites de oliva. Con destacadas subidas más allá de los dos dígitos, pero alternando también importantes caídas como la ocurrida en estos últimos meses.

Los datos de ANIERAC en Tasa Anual Móvil muestran como de septiembre de 2020 a septiembre de 2021, el virgen extra de sus asociados se ha dejado en el mercado más de 15,8 millones de litros, lo que representa una caída del 10,8%. Si tenemos en cuenta que la caída total de la categoría ha sido de 22,6 millones de litros menos de ventas, casi el 70% de la misma ha recaído sobre las espaldas de los virgen extra. Ni tan siquiera la subida del virgen en más de 2,7 millones de litros ha logrado compensar el varapalo que supone menos ventas de las categorías de mayor calidad. La suma de los aceite de oliva suave e intenso se ha dejado en el camino 9,5 millones de litros.

Las explicaciones a esta situación varían según quien las trate de explicar. Desde el alza de la subida de precios en origen trasladada a los súper e híper, hasta la menor disponibilidad en el mercado de virgen extra sobre todo en los últimos meses del año, menor presión vendedora de promociones…Sin olvidar la piedra angular del nuevo consumo: menos comidas caseras, menos fritos, más food delivery y comida para llevar, más comidas en restaurantes tras la relajación de las normas, más oferta de platos preparados en súper e híper.

El acaparamiento de los primeros meses de la pandemia fue dejando paso a un descenso suave pero constante de las ventas de aceites de oliva que ha acabado por liderar la caída global de la categoría.  Que curiosamente no han sabido aprovechar tampoco los aceites de girasol, cuyos datos en Tasa Anual Móvil muestras una caída de 8 millones de litros en el último año de septiembre a septiembre. Aunque es verdad que han estos datos están más mediatizados por la mayor dependencia del girasol con el Canal Horeca. Sin embargo, tanto el orujo de oliva –con una ganancia de 1.5 millones de litros- como los aceites de mezclas de semillas con más de 9 millones de litros más, sí han sabido rentabilidad una cierta vuelta a normalidad de bares y restaurantes.

Habrá que ver con el desarrollo de la campaña en los meses claves de diciembre y enero –la campaña se prevé larga- y la entrada en bodegas y cooperativas de los nuevos aceites el rumbo que toman los precios y la política comercial de las grandes superficies, muy presionadas en las últimas semanas por sus grandes proveedores ante el fuerte encarecimiento de las materias primas.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s