Es tiempo de poda en el olivar: “La madera no da aceitunas”

poda

Miles de olivicultores se encaminan estos días a sus olivares, como han hecho generación tras generación, para podar sus olivos. En unos casos, dependiendo de su edad, su estado, el terreno, la climatología del año y las producciones de los últimos años, bastará con un aclareo de sus ramas interiores para dejar entrar más luz y eliminar los varetones de la zona central. Pero en otros casos, sobre todo en olivares ya con muchos años a sus espaldas y exceso de madera, toca una poda de rejuvenecimiento. Algo así como un lifting del olivar.

Necesario cada no muchos años para conseguir mejores producciones en cantidad y calidad y sobre todo, muy importante en olivos de gran edad, evitar roturas de grandes ramas por la fuerza del viento. Como siempre se ha dicho en las zonas olivareras españolas, “la madera no da aceitunas”.

Esta campaña, con la climatología tan severa que ha padecido el olivar en general, hay que analizar muy bien la poda necesaria, y hacerla también complementar con los abonos y nutrientes que más convengan al olivo según su estado.

“A medida que el olivo va envejeciendo, va disminuyendo la relación hoja/madera, lo que ocasiona un descenso de las cosechas medias de fruto, un aumento de la alternancia de la producción (vecería) y el empeoramiento de la calidad de las aceitunas. El escaso crecimiento vegetativo de los brotes del año, las hojas pequeñas y de mal color e incluso la defoliación en ciertos sitios indican al podador que una rama de ser sustituida, por lo que debe comenzar con un proceso de renovación total, escalonado y continuo de la copa”, asegura uno de los cuadernos de “Agronomía y Poda del Olivar”, elaborados por el IFAPA de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.

La vecería se ceba más con los olivos más viejos, sobre todo aquellos más abandonados o no sometidos a una poda de mantenimiento. “Cuando una rama de olivo tiene síntomas de envejecimento, debemos pensar en sustituirla. Podemos aprovechar los chupones o brotaciones adventicias que dicha rama haya producido de forma espontánea, sobre todo su están bien situados. Tendremos que proporcionar luz y espacio a estos brotes de sustitución. Una vez que estos brotes estén suficientemente desarrollados será el momento de eliminar la vieja rama”, aseguran los expertos del IFAPA.

“Aunque no siempre se producen estas brotaciones espontáneas con lo que tendremos que realizar un corte de arroje, que consiste en eliminar una rama principal unos centímetros por encima del punto de inserción del tronco, lo que suele originar brotaciones que podremos utilizar para sustituir a la rama agotada”.


One response to “Es tiempo de poda en el olivar: “La madera no da aceitunas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s