El aceite de oliva pierde a su gran aliado: plancha, vapor y platos fríos adelantan a las frituras para comer

plancha-y-cocido.jpg

Los hogares, las familias, el trabajo, las nuevas dietas… todos los cambios sociales y demográficos producidos en las últimas décadas, e intensificados en los últimos años, han ocasionado un drástico cambio en las formas y patrones sobre cómo cocinamos y comemos los españoles. Unos cambios que están teniendo –y lo tendrán más en el futuro- un efecto directo sobre el consumo de aceites de oliva en nuestro país. En la práctica, para no incentiva su consumo o hacerlo de forma muy puntual (de ahí se explica en buena parte el mayor tirón de la demanda de los virgen extra).

El reciente Informe sobre el Consumo Alimentario del 2017 presentado por el Ministerio de Agricultura a primeros de Julio recogía interesantes datos sobre los modos de preparación de las comidas y las cenas según su grado de repetición. Y la conclusión es demoledora para el aceite de oliva: los fritos han perdido la batalla. La plancha ya es el modo de cocinar preferido por los españoles en un 34,3% de las consultas, con un aumento del 2% en el último año. Le siguen las preparaciones sin cocinar o frías con un 31,4%. Mientras, los hervidos o vapor ocupan el 30,6% con un aumento del 1,3% en el último año. Para encontrar los fritos nos tenemos que ir a buscar a la cuarta posición, con el 19,2%, y una caída del 1,1% en el último año que acentúa la tendencia. Los guisados -que se utilizan aceites de oliva- con otro 19%, casi empatan con el frito. El horno y el microondas le siguen con el 12 y el  5% respectivamente para concluir con los rebozados, que consumen gran cantidad de aceites, con el 2,8%.

Cuando se comprueba cuáles son las formas más habituales de preparación de la comida ya en España no es de extrañar el descenso continuado en el consumo de aceites en general –más pronunciado en el de aceite de oliva por su mayor precio- que se viene produciendo desde el 2010. Según los datos del Informe del Consumo Alimentario 2017, el 63% de los aceites consumidos en el mercado español en 2017 fueron de oliva en alguna de sus diferentes clases, frente al 31,9% de los de girasol.

Aunque el consumo alimentario en hostelería también es importante en el global de alimentos, el mayor porcentaje se concentra sobre todo en los hogares, claves para la venta de aceites de oliva refinado, virgen y virgen extra. Y es donde las sartenes cada vez más están dejando paso a la plancha o la cacerola para cocer.


One response to “El aceite de oliva pierde a su gran aliado: plancha, vapor y platos fríos adelantan a las frituras para comer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s