El 50% de las cooperativas oleícolas españolas se integra en grupos de segundo grado, aunque muchas venden por su cuenta

cooperatias segund grado

La concentración de la oferta sigue siendo un tema de debate recurrente en los últimos años en el sector oleícola, acrecentado en los últimos meses por diferentes movimientos en torno al futuro de Dcoop y Jaencoop. Sin embargo, pese a lo que pueda parecer, la concentración de la oferta sigue estando muy lejana.

Un interesante análisis realizado sobre “La evolución del cooperativismo oleícola” por Adoración Mozas de la Universidad de Jaén y Antonio Guzmán, de Cooperativas Agroalimentarias de Jaén, muestra como 444 cooperativas están integradas en alguna de las 35 cooperativas de segundo grado oleícolas españolas. Esta cifra representa el 50,2% de las cooperativas existentes y en torno al 25% del total de las almazaras en España.

En el caso de Andalucía, la comunidad líder en producción y comercialización, de las 398 cooperativas oleícolas un total de 200 se encuentran integradas en cooperativas de segundo grado. En Castilla-La Mancha, la segunda comunidad productora, de las 124 cooperativas oleícolas, 42 lo están junto a otras. Las dos comunidades que han logrado mayor integración cooperativa en el sector son Cataluña (de 103 un total de 83 están integradas) y Extremadura (de 60 están integradas 58).

Aunque en el estudio hay un dato realmente sorprendente, también de gran actualidad en el sector cooperativo. Según sus autores, “el proceso de integración de las almazaras en cooperativas de segundo grado viene condicionado por la necesidad de la concentración de la oferta para obtener mayor poder de negociación frente a las empresas situadas en los siguientes eslabones de la cadena agroalimentaria. Sorprende que solo en el 56,3% de las mismas se obligue a las almazaras socias a comercializar en común la totalidad de su producto, independientemente de si se trata de granel o envasado. Un 15,6% solo comercializan graneles, dejando a las cooperativas de base la posibilidad de comercializar envasado con su propia marca”.

Según Adoración Mozas y Antonio Guzmán, “hay reticencias de las almazaras de base a ceder poder en la totalidad de la comercialización, por lo que la independencia es un signo que sigue estando presente en este sector y la competencia entre ellas, lejos de reducirse, se incrementa con el cooperativismo de segundo grado, especialmente en envasados”. Estas reticencias son aún mayores en el caso de los grupos cooperativas supraautonómicos.

Un debate de plena actualidad y que marcará a corto plazo las reglas de juego del nuevo mapa cooperativo oleícola español que tras esta campaña rediseñará su futuro.


One response to “El 50% de las cooperativas oleícolas españolas se integra en grupos de segundo grado, aunque muchas venden por su cuenta

  1. Resulta evidente que la Unión hace la fuerza y hoy en día es casi imposible competir con las grandes Cooperativas a no ser que goces de una identidad diferencial muy significativa que te distinga del resto y aporte valor añadido. Ahora bien. Ojo cuando se negocie entrar en una Cooperativa de Segundo Grado. No todo son beneficios. Léase muy bien las condiciones para el hipotético caso de querer abandonar que no suele ser fácil. Que nivel de autonomía propia le queda. Que % de su producción propia la puede vender por su cuenta a Granel y Envasado. Cuando y a Cómo le pagan la Tonelada y en qué se basan para fijar ese precio. Que poder de decisión dispone en el conjunto de la Cooperativa. Son muchas las preguntas antes de dar el paso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s