Alarma Brexit: el 70% del aceite de oliva que consumen los británicos es español

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Imagen de la campaña de la Interprofesional en el aeropuerto londinense de Heathrow

Los debates sobre el futuro del Brexit y la relación que el Reino Unido mantendrá finalmente tras su salida escalonada de la Unión Europea preocupan especialmente al sector agroalimentario español. Sectores como los de la fruta y verduras, vino o aceite de oliva tienen en Reino Unido un importante mercado en volumen y sobre todo en valor añadido por su perfil comprador.

En la reciente presentación de la campaña Let’s Make a Tastier World desarrollada por la Interprofesional dl Aceite de Oliva junto a la Unión Europea en el aeropuerto de Heathrow, uno de los mayores del mundo con 78 millones de pasajeros en 2017, quedó patente la gran importancia que para las empresas y cooperativas españolas tiene este mercado: el consumo de los aceites de oliva se ha multiplicado por casi por tres en ese mercado en las dos últimas décadas. De las 25.000 toneladas de finales del pasado siglo a las 71.000 de 2017.

Y han sido los aceites de oliva de España, los principales impulsores de ese crecimiento. Sus ventas se han multiplicado por cuatro en 20 años. De hecho, casi el 70 por ciento de las importaciones a ese mercado tienen su origen en España. Además, es un mercado que no deja de crecer.

Según los datos de Aduanas de España, en los primeros nueve meses del año 2018, se exportaron a Reino Unido 34.577 toneladas de aceites de oliva, un 2,53% más que en igual periodo de 2017. Cifra que sitúa a ese país como el quinto cliente de España en el mundo. De ahí la gran importancia de lo que pueda ocurrir finalmente con el Brexit y la política comercial que ambos mercados, el británico y el de la Unión Europea se impongan.

Las grandes empresas agroalimentarias europeas ya se han movido en la Comisión Europea para conseguir que las exportaciones de productos y bebidas no se vean seriamente afectados desde el primer día, lo que supondría una sangría de ingresos y pérdida de puestos de trabajo para el sector. Algo así como lo que ha supuesto a pequeña escala la política arancelaria de la Administración norteamericana de Donald Trump en sectores como el del aluminio, el automóvil o el caso de las aceitunas negras españolas, que ha tenido un efecto directo sobre las industrias exportadoras andaluzas y extremeñas  a ese mercado.

Si se logra finalmente un acuerdo en el Parlamento británico, sobre las bases de lo acordado por la UE y el Gobierno de la primera ministra Theresa May, el Reino Unido se convertiría el 30 de marzo de 2019 en un “tercer país”, con un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020. En cambio, si la salida se produce de forma abrupta, los problemas para el sector exportador agroalimentario español, incluido el del aceite de oliva, puede ser más importantes: desde retrasos en los envíos logísticos y nuevos requisitos administrativos y de aduanas, hasta saturación en los puertos, etc.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s