Las ventas de virgen extra suben un 11% pero los oliva refinados mantienen su hegemonía en la categoría

envasadoras

Pese a lo que pudiera parecer, los bajos precios del aceite de oliva en origen, no se han traducido en un incremento superlativo de las ventas de aceites de oliva en los lineales. Al menos en las cifras aportadas al cierre del año 2019 por ANIERAC, la asociación que engloba a la mayor parte de las envasadoras españolas. Aunque al menos ha conseguido mantener estable el consumo de aceite de girasol y del resto de semillas vegetales.

La única categoría que ha logrado incrementar por encima de los dos dígitos el consumo ha sido la de los virgen extra, hasta los 131,55 millones de litros, con un alza del 11,7% y un incremento superior a los 13 millones de litros. Una buena noticia para el sector si la comparamos con el alza del 2,2% en las ventas de los oliva suaves, la segunda categoría en volumen de ventas de los aceite de oliva, hasta situarse en los 117,2 millones de litros.

En tercer lugar, los aceite de oliva intenso han caído un 3,1% hasta los 48,7 millones de litros, mientras que los oliva virgen se han quedado en los 23,8 millones de litros con una caída del 6,8%. El orujo de oliva ha logrado vender 14,2 millones de litros, un 2,1% menos.

Pese al aumento estimable de los aceite oliva virgen extra, el análisis de las ventas de aceite de oliva de las empresas envasadoras más importantes sigue mostrando dos datos claros. Por un lado, el aceite de girasol con sus 306,7 millones de euros sigue siendo un competidor de primera fila debido a sus bajos precios en los lineales. De todas las categorías de aceites de oliva –salvo el orujo de oliva– se vendieron en el 2019 un total de 321,3 millones de litros, apenas 15 millones más que de girasol.

Y en segundo lugar, la suma de las ventas de oliva suave e intenso –es decir, oliva refinado– alcanzó en el año 2019 los 165,9 millones de litros (51,5% del total de olivas) frente a los 155,3 millones de litros del virgen extra y del virgen (48,3% del total). Es decir, las ventas de aceite de oliva refinado siguen por delante de las de los oliva vírgenes.

La categoría global de los aceites de semillas –liderada por el girasol– han ofrecido según ANIERAC cierta estabilidad alcanzando una cifra de ventas de 352,78 millones de litros, un millón de litros menos de los que se vendieron en 2018.Sobre todo por la bajada del refinado de semillas que pasó de los 43,86 millones de litros de 2018 a 42,32 en 2019.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s