Las 281.000 toneladas en manos de las envasadoras aventuran un mercado plano hasta el verano

PRECIOS

Con la campaña prácticamente resuelta y unas cifras de producción algo más bajas de las previstas, la vista de miles de productores se dirigen al cielo para ver por donde vendrá la primavera y las lluvias –nunca se temió tanto una gran cosecha récord– y a las bodegas de cientos de cooperativas y bodegas de toda España que guardan más de 925.000 toneladas de aceites de oliva sin vender.

Muchos gerentes de grandes cooperativas casi se alegran en privado de que la campaña no haya sido más alta, por encima del 1,4 millones de toneladas, dada la coyuntura actual de precios y aceites en las bodegas. Lo que no se puede calcular ha sido la aceituna que esté año se ha quedado sin coger, incluso en zonas olivareras tradicionalmente activas, por no compensar a sus propietarios o arrendatarios los costes de recolección a precios de 0,30 céntimos el kilo o poco más altos.

Y sobre todo observan preocupados el dato del aceite en poder de las envasadoras: 281.608 toneladas a primeros de febrero. Una cifra lo suficientemente alta, a tenor de las salidas mensuales de aceites de oliva en el mercado doméstico, que permiten a las grandes empresas encarar los próximos meses hasta el verano sin sobre saltos. Y ver por entonces, qué barrunta la nueva campaña olivarera.

Además, las condiciones excepcionales de los aranceles impuestos por Estados Unidos a las importaciones de aceites de oliva envasados también les han hecho poner en su radar de aprovisionamiento a Túnez, Portugal y Marruecos, preferentemente. En el caso de Túnez, con precios muy competitivos con el aceite de oliva ya situado en puerto.

Las grandes envasadoras no han querido correr riesgos comerciales de aprovisionamiento y ante lo que pudiera deparar la nueva licitación del almacenamiento privado de la Unión Europea, han decidido incrementar sus compras. A precios en origen bajos y teniendo en cuenta que la calidad de la campaña, en líneas generales, no ha sido especialmente alta.

Habrá que estar muy atento a la floración del olivo y el desarrollo de la primavera y el inicio del verano en el campo. Con el volumen almacenado de aceite, y si no se incrementan con fuerza las salidas mensuales por encima de las 130.000 toneladas, la previsión de una campaña por encima de las 1,6 millones de toneladas podría hacer mucho daño al sector.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s