El consumo de aceites de oliva solo crece un 2,8% en Tasa Móvil pese a los bajos precios

VENTAS OK

Como mal menor, algunos profesionales del sector oleícola insistían estas semanas en que, al menos, los bajos precios en origen del aceite de oliva servirían para revitalizar el alicaído consumo. Pero salvo en el caso del aceite de oliva virgen extra, las cifras no parecen ratificar esta idea.

El problema del consumo de aceites en el mercado español ya no solo atañe a los aceites de oliva. Ni tiene que ver solo con los precios en origen o las estrategias de la Gran Distribución. Hay variables estructurales de mayor calado que tienen que ver más con un cambio de hábitos de consumo, de tipo de comidas, de perfil de consumidor, modelo de nueva restauración y food delivery, así como el cambio modelo de hogares y unidad familiar. Los últimos datos de ANIERAC, la asociación que engloba a las mayores envasadoras españolas lo muestra a las claras.

La Tasa Anual Móvil del consumo de aceites en España –tanto oliva como resto de semillas vegetales- solo ha crecido un 1,02%. Los aceites de oliva a nivel global lo han hecho un 2,84%, espoleados solo por el crecimiento del virgen extra, única noticia positiva. Mientras, los de girasol han caído un 0,5%, pese a mostrar precios cercanos al euros por litro en súper e híper en marcas de distribuidor.

Las cifras del mes de enero aportadas por Anierac, que aunque no engloban todo el mercado, sí permiten ofrecer una radiografía fiel de lo que ocurre a nivel global en la Gran Distribución, muestran cómo ni los precios bajo en origen ni las promociones ni los precios de derribo en los lineales han logrado disparar el consumo de aceites de oliva en el mercado doméstico.

Con la excepción de los virgen extra que crecen un 12,5% en Tasa Anual Móvil, con 14 millones de litros más que en el periodo anterior equivalente. Por el contrario, los virgen se han dejado un 14% (casi cuatro millones de litros), el oliva suave solo crece un 1,5% y los oliva intenso caen un 7,2%. Es la única lectura positiva de los datos de ventas: la suma de virgen extra y virgen crece un 10,8% y la de los aceite oliva refinados cae un 1,19%.Mientras, el orujo de oliva crece un 1,63%, con 232.000 litros más.

Los datos de enero muestran como los oliva refinados aun concentran el 52,7% de las ventas frente al 47,3% de los virgen extra más virgen. Mientras, el resto de aceites vegetales, con el girasol en cabeza, concentraron en enero 30,5 millones de litros frente a los 27,15 del total de oliva. Se siguen vendiendo en España casi tantos litros de girasol al mes como el total de las categorías de oliva en las empresas envasadoras asociadas a Anierac.

En el mes de enero la mayor cifra de ventas entre las categorías de aceite de oliva la ha presentado el “virgen extra” con 11,11 millones de litros, seguido del “suave” con 10,50 millones de litros. Como es habitual, las categorías “virgen” e “intenso” alcanzan cifras menores: 1,72 millones de litros y 3,80 millones de litros respectivamente.

En resumen, durante este primer mes del 2020 el cómputo de las ventas de aceites envasados por las empresas de ANIERAC asciende a 58,94 millones de litros, 1,27 millones de litros más que en 2019, lo que suponen un aumento del 2,22%.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s