Abdellatif Ghedira (COI): “Si todos en China consumieran 200 gramos de aceite de oliva al año, no habría suficiente producto en todo el mundo”

Ghedira singolo 2

Entrevista con
Abdellatif Ghedira
Director ejecutivo del Consejo Oleícola Internacional (COI)

¿Cómo valoraría el comportamiento del consumo de aceites de oliva a nivel mundial en los últimos años?

El consumo mundial de aceite de oliva está, en general, aumentando constantemente, lo que constituye un signo positivo. Sin embargo, necesitamos más producción para satisfacer la creciente demanda de este producto. Corremos el riesgo de que en los próximos años se produzca un aumento de la demanda de los nuevos países consumidores, lo que creará una situación en la que la oferta será insuficiente para atender esa demanda. Las tendencias del mercado tienden a seguir las tendencias de la producción. La disponibilidad de productos hace bajar los precios, mientras que la escasez los eleva. Esto es un problema con el mercado y no con los precios de producción, que están directamente relacionados con la calidad y la segmentación de la oferta de productos en el mercado global. Necesitamos más producción y, por lo tanto, nuestros esfuerzos van en esa dirección.

¿En qué grandes mercados de consumo van a insistir las campañas de promoción del COI y qué perspectivas tienen cada uno de ellos?

En EE.UU. y Japón, con un ojo puesto en China, el gigante del consumo. Si cada persona en China -y China tiene más de 1.300 millones de consumidores- consumiera un gramo de aceite de oliva al año, se necesitaría un 1,3 millones toneladas de producto. A día de hoy, la producción mundial de aceite de oliva se sitúa en torno a los tres millones de toneladas anuales. Así que si todos en China consumieran 200 gramos de aceite de oliva en un año, no habría suficiente aceite de oliva en todo el mundo. EE.UU. es el primer país en términos de volúmenes de importación. Japón es un modesto productor que está cada vez más cerca de adoptar la norma del COI. Ya ha presentado solicitudes para que el COI reconozca los laboratorios de ensayo, lo que constituye un primer paso.

El mercado de EE.UU. lleva dos años con tasas de crecimiento muy bajas ¿qué explicación tiene?

Requeriría la opinión de un sociólogo de consumo. Los dos últimos años de cultivo se han visto afectados por las condiciones climáticas volubles. El aceite no es un producto de fábrica o de línea de montaje. Las existencias se han utilizado para compensar una menor disponibilidad, lo que podría haber causado el aumento de los precios de las tiendas. Es importante subrayar que más de un tercio del mercado de exportación en Europa y el Mediterráneo se dirige al mercado estadounidense. EE.UU. es el primer consumidor mundial de aceite de oliva entre los países que no son miembros del COI y todavía no ha adoptado la norma comercial del COI. Nuestros esfuerzos se centran en crear las condiciones para que esto suceda en la primera oportunidad posible y para que todos compartan una regla común que facilite el comercio de este producto en el mercado internacional.

El control y posible erradicación de la Xylella Fastidiosa a nivel mundial es un desafío clave para el olivar mundial ¿Cómo cree que habría que afrontarlo?

Es una bacteria terrible y devastadora. La lucha contra Xylella es larga y el camino está pavimentado con muchos fracasos debido a la característica endémica de la bacteria. La investigación internacional es el único medio para encontrar una solución. El trabajo reciente se ha centrado en la identificación de variedades resistentes a la bacteria, pero esto no es suficiente.

Tenemos que poner en común los conocimientos científicos de los diversos centros de investigación que trabajan sobre este tema, que es donde entra en juego el COI. El año pasado firmamos un acuerdo con el CIHEAM (Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos) para luchar contra este terrible azote. Hemos creado el Observatorio del COI para la difusión de información sobre este y otros asuntos. Hemos participado en una actualización sobre la marcha de los trabajos en una reunión de expertos celebrada en París.

En los próximos meses  esperamos organizar un gran simposio internacional, en colaboración con el CIHEAM, para compartir información a nivel mundial y, en particular, entre los países productores, que es la clave para frenar y controlar la bacteria.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s