Las grandes envasadoras creen que la repercusión del estudio de la OCU puede perjudicar las exportaciones a mercados clave como EE.UU.

POLEMICA CATA OCU

El nuevo estudio sobre los aceites de oliva virgen extra más consumidos en los lineales españoles realizado de la OCU asegura la mitad de los aceites de oliva virgen extra analizados, de las principales marcas y cadenas de distribución, presentan defectos de olor y/o sabor en cata y análisis sensorial, lo que les invalidaría para ser virgen extra. Ninguno de ellos falla en el análisis físico-químico. Las grandes envasadoras españolas creen que la repercusión de dicho estudio puede perjudicar gravemente las exportaciones de aceites de oliva españoles en mercados maduros, especialmente Estados Unidos, donde el “lobby” californiano siempre amplifica cualquier noticia que cuestione la calidad de los aceites de la Unión Europea.

Para Anierac y Asoliva, que representan a la gran mayoría de las empresas citadas en el estudio con la excepción de algunas cooperativas, “hay evidentes irregularidades cometidas en la elaboración de dicho estudio. Todas las marcas cumplen con los estrictos controles analíticos legales confirmándose que todas son virgen extra desde el punto de vista analítico. Las conclusiones del estudio se basan fundamentalmente en criterios sensoriales de un panel de catadores, por tanto, hablamos sólo de olor y sabor. Cuando se habla de fraude, la OCU se refiere exclusivamente a diferencias de criterio sensorial entre catadores. En algunos lotes, existen discrepancias de valoración en olor y sabor incluso entre los distintos laboratorios acreditados que han participado en el estudio”.

Para ambas asociaciones del sector oleícola, “se han puesto en evidencia las irregularidades detectadas durante la elaboración del estudio en cuanto a la toma de muestras, la mala conservación de las mismas, el retraso en la elaboración de los análisis, así como graves deficiencias detectadas en los procedimientos estipulados por la normativa (Real Decreto 538/2015). Respetando la labor de la OCU, desde nuestras asociaciones siempre nos hemos ofrecido a colaborar en todo lo necesario para la subsanación de los errores detectados”.

De nuevo surge la polémica de fondo sobre la idoneidad del panel cata o panel test. Según Anierac y Asoliva, “el método del panel de cata es un procedimiento “subjetivo” tal y como ha quedado demostrado mediante multitud de estudios privados y oficiales y, por tanto, se trata de un método en revisión tanto por el Consejo Oleícola Internacional como por las distintas administraciones con el objetivo de reducir la gran variabilidad de sus resultados. En conclusión, lo que queda de manifiesto en el estudio, es que el aceite de oliva virgen extra español es de gran calidad y las diferencias se reducen a discrepancias de sabor y olor entre catadores”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s