Al olivar de fin de semana no le salen las cuentas: 100.000 hectáreas en riesgo de abandono

olivar fin de semana
Olivar de sierra en Alpedrete de la Sierra, pueblo de 36 habitantes de Guadalajara, a los pies de los Montes del Atazar

En estas semanas en las que el frío y las nieblas del invierno aprietan, miles de pequeños agricultores aún andan sin saber cuándo entregarán sus aceitunas y a qué precio. En unos casos en su cooperativa local y en otros, en puestos privados o almazaras industriales cercanas. Otros, prefieren llevar sus aceitunas a maquila para el aceite del año en alguna almazara privada, un negocio en auge.

En muchas zonas productoras, la recolección camina ya con un mes de retraso. Con bajos rendimientos – en torno a cuatro puntos menos– y bajos precios. Si el kilo de aceite en origen ha caído más de 1,10 euros en relación a las mismas fechas del pasado año, lo mismo lo han hecho las aceitunas en origen. Muchas almazaras privadas que pagaron alta la aceituna la campaña pasada y vieron en pocas semanas como se desplomaba el precio de sus aceites no quieren cometer el mismo error. Y andan con el freno de mano puesto. Esperando los movimientos del mercado. Lo mismo ocurre con las cooperativas, pendientes de cómo las vende la cooperativa cercana para no soliviantar a los socios.

Una campaña que en la mayoría de las zonas se preveía como media-alta, pero que ha visto como la calidad del fruto parece menor. Sobre todo con el paso de las semanas. Con las heladas a las puertas. Mucha aceituna en el suelo ya dañada, a merced de los pájaros, en espera de algún comprador. O con ofertas de cotizaciones que impiden contratar a jornaleros para poder cogerla sin perder dinero. Las cuentas no salen.

La previsible baja cosecha en los principales países competidores de España, desde Italia a Grecia, no han logrado levantar las cotizaciones en origen de la aceituna para almazara en España. La ventas en las grandes superficies de los aceites de oliva de la pasada campaña a bajo precios –incluso a 15 euros los virgen extra en garrafas de cinco litros– han creado un espejismo de cotizaciones bajas en el mercado. La poca cantidad de aceite nuevo que ha entrado en las bodegas en los dos primeros meses de campaña hace prever un aluvión de aceites en el mes de enero que marcará seguro el ritmo de las cotizaciones.

Ante este panorama, miles de pequeños productores de olivar tradicional que tienen el olivar como un complemento de renta ven el futuro esta campaña con mucha preocupación. Productores de fin de semana que vuelven al pueblo a coger la oliva entre la familia y que le prestan poco atención el resto del año. O personas mayores en los pueblos que deben cederlos a dos tercios o por unas cuentas garrafas de aceite para el año a algún joven del pueblo que se preste a recogerlas. Es otro de los pequeños dramas de la sangría demográfica de los pueblos de interior en España. La agricultura tradicional, intensiva en mano de obra, se abandona.

Y piensan que si con 1,6 millones de toneladas previstas el futuro es incierto, más aún lo prevén con el horizonte de dos millones de toneladas en pocas campañas.

El estudio sobre los costes de producción de aceite que elaboró en el año 2015 el COI sigue más vigente que nunca. Y los datos medios de costes para el olivar tradicional español de 2,75 euros/kilo son un mazado en el escenario actual. Los precios en origen que se ofrecen por la aceituna, dado su menor rendimiento, no cubren ni de lejos la rentabilidad mínima para el pequeño productor.

Según las organizaciones de agricultores, en torno a 100.000 hectáreas de olivar tradicional en España estaría en riesgo real de abandono, una situación que se agrava en campañas como la actual. En provincias como Guadalajara, Cuenca, Ávila, Huesca, Salamanca, Cáceres, Castellón, o incluso Toledo, el riesgo del olivar de fin se semana semiabandonado ya es una realidad. Propietarios que ya no viven en el pueblo, sino en la capital provincial o en grandes ciudades, que solo acuden a sus olivares en época de recolección, si acaso los precios interesan.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s