La Gran Distribución apuesta porque los precios del aceite de oliva lampante bajen de los 2 euros/litro a corto plazo

precios

El tobogán de los precios sigue en caída libre. Con la entrada masiva de aceituna a las almazaras en el mes de enero ante la favorable climatología para la recolección, el nivel de existencias en las bodegas de aceite de oliva ha repuntado con fuerza. Una situación que han aprovechado los grandes compradores que trabajan para las grandes cadenas de distribución para presionar a la baja los precios.

Si hace unos meses la frontera de los 2,40 euros/kilo en los aceites lampantes parecía difícil de quebrar, en la segunda semana del mes de enero las cotizaciones en origen contabilizadas en PoolRed ya muestran que los lampantes han llegado a cotizar a 2,14 euros. El mensaje está claro: la gran distribución apuesta porque el precio de los aceites de oliva lampantes bajarán de los dos euros/kilo a corto plazo.

Aunque a primera visto pueda parecer una situación poco común, sobre todo con lo ocurrido en las últimas campañas, exceptuando la actual, dicha situación se ha repetido con más frecuencia de lo deseable. Un análisis de los precios de las últimas diez campañas muestra cómo entre diciembre de 2008 y julio del 2012 el precio de los aceites de oliva lampantes en origen no superaron los 2 euros/kilo. Fueron 40 meses seguidos en esta coyuntura bajista de precios. Incluso llegaron a cotizar a 1,54 euros/kilo en enero del 2012, el precio más bajo de los últimos años. En la campaña 2013/2014, también hubo siete meses seguidos de precios del lampante por debajo de los dos euros/kilo.

El gran peligro de estos precios, que afectan también a los virgen extra y virgen –cuyo diferencial en el primero de los casos no llega a los 0,50 céntimos por litro frente al lampante- es que la gran distribución tendrá la tentación de firmar contratos de aprovisionamiento a largo plazo en cuanto comiencen a caer por debajo de los dos euros/kilo. Esta cifra les permite ofrecen en el lineal precios PVP por debajo de los 2,50 euros/kilo en los aceites lampantes y ofertas de garrafas de 5 litros por debajo de los 12 euros. Y virgen extra por debajo de los 2,90 euros/ litro. Sin ser acusados de venta a pérdidas, especialmente en un momento en el que el Ministerio de Agricultura saca adelante una legislación que se prevé más inflexible.

En poco más de un año, los aceites de oliva refinados han caído 1,25 euros/kilo, en la tónica de lo que lo han hecho los virgen extra (1,20 euros/kilo). La media de precios de los aceites de oliva en todas sus categorías ha pasado de diciembre del 2017 a enero del 2019 de los 3,5 euros a los 2,53 euros/kilo. El problema no es que hayan bajado tanto. Sino que siguen bajando.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s