Lo que nos enseñó la campaña récord 2013/2014 en la evolución de los precios en origen actuales

precios

Ajeno a manifestaciones y protestas, a acuerdos entre la producción o gestiones administrativas ante Bruselas, los precios en origen el aceite de oliva siguen su rumbo inexorable de bajada. Como si el freno de mano estuviera estropeado. En la última semana de mayo, con el virgen extra en 2,07 euros /kilo en PoolRed, el virgen a 1,85 y el lampante a 1,77. Y cientos de miles de toneladas de aceites de oliva en las bodegas a la entrada del verano y la canícula.

La campaña a 30 de abril se ha cerrado con la segunda mayor cosecha histórica, hasta un total de 1.772.270 toneladas, unas 6.000 toneladas por debajo del récord de la campaña 2013/2014. Y al recordarlo, muchos profesionales del sector miran estos días lo ocurrido durante aquella otra gran campaña en la evolución de los precios del aceite en origen.

Y la radiografía de lo ocurrido en el mes de mayo en aquella otra campaña de la 2013/2014 y la actual guarda ciertos parecidos, aunque llegaron a ser peores en aquella fecha. En mayo del 2014, los precios del virgen extra andaban por 1,97 euros/kilo, los del virgen a 1,78 y los del lampante a 1,65 euros.

Sin embargo, la remontada de los precios en origen en esa campaña comenzó pronto y el virgen extra paso en junio a los 2,08 euros/kilo, a 2,40 euro/kilo en julio y llegando a los 2,70 euros/kilo en Septiembre. Lo mismo ocurrió con el virgen, desde 1,97 en julio a los 2,58 euros/kilo en septiembre y al lampante, desde los 1,82 euros/kilo en junio a los 2,47 euros/kilo en septiembre. Un escenario que cualquiera de los manifestantes estos días en Jaén firmarían, sin ser la panacea, pero con cifras más razonables a la situación del mercado.

Sin embargo, la evolución de los precios en origen de aquella campaña 2013/2014 y los que puede haber en los próximos meses presentan una diferencia fundamental: la futura campaña. En el mes de junio-julio de aquel año las previsiones de cosecha para la siguiente ya se iban viendo que no serían buenas. Como así fue. Al final, la campaña 2014/2015 resultó muy baja con un total de 839.685 toneladas, y solo 231.000 en la provincia de Jaén. En toda Andalucía hubo 676.000 toneladas y en toda Castilla-La Mancha, 50.000 toneladas.

Sin embargo, las previsiones para la próxima campaña, siempre dentro de la cautela con la que la climatología puede afectar en estos meses, son muy diferentes y estarían en una horquilla inicial de entre 1,3 y 1,5 millones de toneladas. El aumento de la producción en sistemas de olivar intensivo y superintensivo, y también la expansión del riego en el olivar tradicional mecanizable han conseguido que la alternancia de campañas productivas sea algo más estable. Sin olvidar, lo que pueda ocurrir con el olivar en el Arco Mediterráneo, previsiblemente al alza tras una campaña muy floja.

También será clave el enlace de campaña previsto ante las salidas de los próximos meses.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s