El aceite de oliva pierde un gran aliado: en 10 años han cerrado 20.000 bares de toda la vida

hosteleria

Aunque la mayor parte el consumo de aceites de oliva del mercado español se realiza en los hogares, también el Canal de Hostelería tiene su protagonismo. Aunque se trata de un sector muy sensible al  precio y donde los aceite de semillas para frituras tienen una gran cuota de mercado.

Sin embargo, el aceite de oliva se está quedando –como le ocurre a otros productos alimentarios tradicionales de la despensa española– con muchos menos clientes en este sector. Según los datos de reciente Anuario de la Hostelería en España, desde el año 20.000 han cerrado unos 20.000 bares en toda España. A un ritmo superior a los 2.000 por año. Especialmente en zonas rurales –por la despoblación y por una pirámide de población muy envejecida– y también en muchos barrios de las grandes y medianas ciudades. Curiosamente éste es el perfil de establecimientos que usa más los aceites de oliva, ya bien sus menús diarios, en la elaboración de sus aperitivos, en sus desayunos de tostada y aceite, o en sus pinchos de tortilla.

En este tipo de establecimientos, la mayoría familiares, la cocina estándar era la tradicional, cuyo uso del aceite de oliva es muy superior al de otro tipo de cocinas o preparaciones cada vez más de moda entre un perfil de cliente más joven. Una muy mala noticia para el sector envasador y productor de aceites de oliva que ve como también en el Canal Hostelería los tiempos cambian con gran rapidez.

Por el contrario, los establecimientos más centrados en comidas, en el subgrupo de restaurantes, han experimentado un crecimiento en los últimos años, sobre todo por el boom turístico de determinadas zonas de costa y grandes capitales como Madrid o Barcelona, y sobre todo por el empuje de las franquicias de restauración. Este último bloque de restaurantes, que va desde las cadenas de hamburguesas hasta los italianos, utilizan muy poco el aceite de oliva en cualquier de sus categorías en sus platos o elaboraciones, que en un porcentaje muy importante de los casos es precocinada o precongelada.

Según señala el Anuario de Hostelería de España, “dentro del grupo de restauración, el subsector de los  bares es el más numeroso aunque en los últimos años ha perdido peso debido a los descensos continuados en su censo, aunque su ritmo de caída es suave. En 2018 supone el 58,3% del sector hostelero y es el que presenta mayor heterogeneidad respecto a los establecimientos que lo integran. Este subsector está compuesto por  183.306 establecimientos en 2018, lo que supone un descenso del 0,6% respecto al año anterior”.

Mientras, “los  restaurantes que suman en 2018 un total de  78.950 establecimientos , con un crecimiento de un 3,2% respecto a 2017, algo más moderado que el del año anterior, con un peso de estos locales en el conjunto de la hostelería de algo más de un 25”.

Por su parte, “el grupo de  colectividades y catering , por su parte, moderó su avance en 2018 hasta un 3,1% respecto al año anterior hasta  17.140 locales”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s