El futuro de los precios del aceite de oliva si la próxima campaña se acerca a 1,7 millones de tn

campaña
Estado de olivos en la zona de Priego de Córdoba al inicio de marzo

Nunca producir mucha aceituna y aceite de oliva tendría que ser un problema. Y tal como está el mercado, los stocks, el mercado de consumo nacional y los internacionales expectantes por el impacto económico del coronavirus, parece que puede serlo en la próxima campaña. Si la climatología acompaña en primavera.

Muchos olivares de Jaén, Córdoba, Granada, Badajoz o Toledo presentan un aspecto magnífico. Aunque es muy pronto para pronosticar una producción, lo ocurrido en la última campaña, con una reducción prevista superior a 30% de media, y el estado de los olivos, cabe hacerse la pregunta de qué pasaría en el sector se llega otra campaña de 1,7 millones de toneladas. Una cifra no descabellada con el “descanso” que han tenido decenas de miles de hectáreas de olivar en esta campaña.

El análisis de las producciones de aceite de oliva anuales por campaña en la última década muestra como la media anual ha sido de 1,33 millones de toneladas, de las que algo más del millón de toneladas procedía de Andalucía. Solo en tres de estas diez campañas se ha pasado del 1,6 millones de toneladas: en la 11/12 con 1,61 millones; en la 13/14 con 1,78 millones y en la 18/19 con 1,79 millones de toneladas. Porque además de la climatología favorable, hay que tener muy cuenta –y así lo hacen ya los aforos más fiables– el creciente peso del olivar intensivo y superintensivo en riego, con más de una década desde su plantación, con volúmenes de aceituna por hectárea ya muy importantes.

En esta última década, solo en dos campañas se bajó del millón de toneladas en España: en la 12/13, con 618.000 tn., justo antes de la gran campaña del 12/13; y en la 14/15, con 842.000 tn, justo después, lo que da idea también del carácter vecero del olivar tradicional, el aún mayoritario en buena parte de las comarcas oleícolas españolas.

Son solo hipótesis de trabajo y análisis pero que tomarán importancia en las mesas de los intermediarios y envasadoras en el mes de septiembre cuando ya el olivo muestre definitivamente sus cartas. Y con campañas de 1,6 ó 1,7 millones de toneladas en España, más campañas medianamente normales en el resto de grandes mercados productores, el futuro de los precios en origen no presenta buen color. Y más desde el cierre del almacenamiento privado, corto en retribuciones y sobre todo demasiado centrado en el aceite de oliva refinado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s