Finca La Pontezuela lanza su nueva gama 5 Elementos Gran Selección

En la comarca de los Montes de Toledo, en la tierra de Los Navalmorales, nace el Aceite de Oliva Virgen Extra 5 Elementos Gran Selección de Finca La Pontezuela. Un AOVE único, con una complejidad de aromas y sabores excepcional, cuya filosofía gira en torno al número cinco: los 5 elementos naturales herederos del pensamiento occidental (tierra, agua, aire, fuego y madera, de nuestros olivos centenarios); las 5 variedades de AOVE cultivadas en Finca La Pontezuela (Cornicabra, Picual, Arbequina, Hojiblanca y la exclusiva Redondilla); y 5 colores (naranja, verde, azul, blanco y rosa).

Tras una dilatada trayectoria en el mundo del olivar, Finca La Pontezuela lanza su AOVE 5 Elementos Gran Selección. Una gama de producto exclusiva, que surge de la búsqueda exhaustiva de la excelencia. Una combinación perfecta entre la meticulosa gestión del olivar, que se cuida durante todo el año para obtener una aceituna de excelentes características, y un control de todas las operaciones básicas del proceso de elaboración en almazara. Se trata de una producción pequeña, controlada, elaborada con el máximo esmero, que garantiza una total trazabilidad del olivo a la mesa. Cada una de las botellas de esta nueva gama 5 Elementos Gran Selección es única y persigue el mismo objetivo: obtener la máxima calidad. Cornicabra, Picual, Arbequina, Hojiblanca y Redondilla son las cinco variedades que podemos encontrar.

Un AOVE cosechado en su momento óptimo de maduración, que se obtiene a través de exhaustivos seguimientos de campo y analizando, ya desde el mes de septiembre, los frutos de diferentes parcelas para seleccionar aquellas que mejores parámetros muestran. Se recolecta en las primeras horas de la jornada y se procesa inmediatamente, de manera que desde que la aceituna está en el árbol, hasta que es transformada en zumo, transcurren tan solo unas horas. Un factor clave para preservar todas las características naturales de este auténtico zumo de aceituna. Tras su elaboración, el AOVE resultante es filtrado para eliminar las pequeñas partículas de humedad e impurezas de manera que no afecten a la calidad final del producto.

A continuación, se introduce en pequeños depósitos que se inertizan con nitrógeno, para evitar el contacto con el oxígeno. Estos se sitúan estratégicamente en la bodega totalmente climatizada, para evitar el contacto con la luz, el oxígeno y las altas temperaturas, factores que pueden deteriorar las características organolépticas del AOVE.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s