Andrea Carrassi (ASSITOL): “La venta de aceite de oliva virgen extra a precios de derribo lo ha transformado en una mercancía sin identidad”   

Entrevista con
Andrea Carrassi
Director General de ASSITOL   

Andrea Carrassi es el Director General la Asociación Italiana de la Industria del Aceite de Oliva, una de las entidades más representativas del sector oleícola italiano

Según ASSITOL, ¿cuáles son los principales retos del sector del aceite de oliva en Italia?

La pandemia ha revitalizado la pasión de los consumidores italianos y extranjeros por el aceite de oliva, que se percibe cada vez más como el alimento principal de la Dieta Mediterránea. Según las estimaciones de ASSITOL, el aceite de oliva virgen extra ha visto aumentar sus ventas un 6% en 2020. Las nuevas tendencias de consumo sitúan incluso a los millennials entre los mayores admiradores de este extraordinario producto.

Sin embargo, el escenario italiano sigue siendo muy problemático. La producción de aceite de oliva, incluso en los mejores años, apenas supera las 350.000 toneladas y es, completamente insuficiente en comparación con nuestras necesidades nacionales y extranjeras, que equivalen a un total de casi un millón de toneladas. En nuestra opinión, es necesario aumentar nuestra producción, haciendo uso de la investigación científica y la tecnología, y trabajar en el «rejuvenecimiento» de nuestras plantas de olivo.

Las empresas aceiteras, por su parte, quieren mantener la imagen del sector y garantizar un producto bueno, sano y seguro para los consumidores. Por ello, ASSITOL, en consonancia con la filosofía de las empresas que representa, quiere promover una colaboración cada vez más estrecha con toda la cadena de suministro, con el objetivo de perfilar la estrategia común para devolver el valor al producto-aceite.

Otro tema central es el de las ventas por debajo del coste, una de las batallas que más nos preocupan. La comercialización del aceite de oliva virgen extra, no sólo una vez, sino constantemente a precios de derribo, lo ha transformado en una mercancía sin identidad, en la que el único aspecto en evidencia es el precio, fijado al nivel más bajo posible. Basta con decir que más del 70% de las ventas se realizan en promoción. La reducción del precio del aceite de oliva virgen extra ha desencadenado, de hecho, una espiral perversa que ha arrastrado progresivamente no sólo la reputación del producto, sino también la remuneración de los distintos agentes de la cadena, especialmente los oleicultores.

¿Podrá Italia alcanzar una buena producción de aceite de oliva en cantidad en los próximos diez años?

Si no se moderniza el sector, desgraciadamente será imposible cubrir el déficit de producción que padece nuestro país. Por el contrario, esperamos que la situación empeore, debido al cambio climático.  Es urgente cambiar nuestra visión, invertir en el futuro, jugando en equipo con toda la cadena de suministro. Esto es lo que ha faltado hasta ahora, trabajar juntos para relanzar el sector. Pero no podemos aplazarlo más. Es urgente modernizar el segmento agrícola, que debe ser cada vez más 4.0, para reducir el desperdicio de agua y la erosión del suelo, y renovar los olivares, en muchos casos obsoletos y demasiado pequeños para ser rentables.

En Italia ha cristalizado la idea generalizada de que la tradición es un dogma que hay que defender a toda costa, como si se tratara de obras de arte en un museo. Sin embargo, sin investigación e innovación, cualquier sector está destinado al declive. Y eso es exactamente lo que corremos el riesgo de que ocurra. Centrarse en la tradición ha supuesto, en el mundo del aceite de oliva, marginar la ciencia y las buenas prácticas agrícolas, que pueden hacer mucho no sólo contra la Xylella, sino para ayudar al sector a producir más, a costes razonables y con mayor rentabilidad para todos.

En España el consumo de aceite de oliva ha disminuido en las últimas décadas, ¿ha ocurrido lo mismo en Italia?

En Italia el aceite de oliva sigue siendo protagonista. Sin embargo, la forma de ver este alimento ha cambiado y su reputación ha aumentado. El aceite de oliva virgen extra ya no se trata como una grasa más para cocinar, sino que se considera un alimento integral, que debe incluirse en nuestro «programa de bienestar» personal.  Antes el dietista eliminaba todas las grasas de las dietas, hoy, por el contrario, el nutricionista recomienda el virgen extra, sin exagerar: otro signo de cambio en la percepción general del virgen extra.

El italiano post-pandémico está muy atento a todo lo que le hace sentir bien y pone en la mesa aceite de oliva virgen extra sabiendo que le ayudará a sentirse mejor. 

Sin embargo, las redes sociales, con sus dietas y sus recurrentes noticias falsas, pueden ser un problema. «El aceite engorda», que leemos a menudo en la web, es un ejemplo de cómo se puede demonizar un alimento. Por ello, ASSITOL ha promovido en los últimos años la educación para una alimentación sana, recordando que el aceite de oliva es bueno para todos y a todas las edades. En este sentido, hemos relanzado el pan y el aceite, es decir, el pan artesano fresco combinado con aceite de oliva virgen extra, como un bocadillo saludable, capaz de combinar sabor y ligereza. En particular, nos gustaría volver a proponérselo a los niños, porque los que se alimentan bien durante la infancia seguirán haciéndolo cuando crezcan.

Para el consumidor, tanto italiano como extranjero, el aceite de oliva virgen extra es el símbolo de la Dieta Mediterránea, y se ha convertido en una opción cultural. Estos alimentos forman parte de una tradición basada en la sencillez, la frugalidad, la estacionalidad, todas ellas indicaciones que forman parte de un patrimonio de conocimientos alimentarios y que el consumidor ha integrado en su vida cotidiana. Esta cultura debe mejorarse y reforzarse mediante campañas de comunicación y promoción. Para ello, sería conveniente implicar a las instituciones europeas y al Consejo Oleícola Internacional, que tiene en su ADN precisamente este tipo de actividad.

La exportación sigue siendo el mercado clave para los aceites Made in Italy, especialmente Estados Unidos por su gran crecimiento…

El mercado internacional de los aceites de oliva tiene a Estados Unidos como su mayor comprador. Desde la década de 1980, el aceite de oliva ha experimentado un aumento constante de compras por parte de los consumidores estadounidenses, gracias a las campañas de salud promovidas en esos años. Además, nuestros empresarios se han esforzado por captar el gusto de los estadounidenses, haciendo del aceite de oliva virgen extra un elemento permanente en sus despensas.

Las exportaciones son fundamentales para la industria italiana, que siempre ha sido propensa a exportar el 60% de su producción. Cada año, las empresas italianas venden unas 400.000 toneladas de productos en el extranjero. En concreto, nuestros aceites son comprados en Europa por Alemania, Francia, Gran Bretaña y Bélgica, mientras que, fuera de la UE, Estados Unidos es nuestro principal interlocutor, seguido de Japón y Australia.

La pandemia influyó negativamente en la evolución del mercado, especialmente en el sector Horeca, pero el consumo interno se mantuvo. Incluso en el extranjero, los amantes del aceite de oliva virgen extra lo utilizaron en la cocina, impulsando las ventas.

Sin embargo, no hay que olvidar que, según los datos del COI, los aceites de oliva apenas representan el 4% de las grasas alimentarias consumidas en el mundo. Está claro que podemos hacer más y mejor, y en eso será importante trabajar en los próximos años, empezando por los países que tienen una vocación histórica de producción y consumo de virgen extra. Italia no tiene intención de echarse atrás y quiere afrontar también este reto.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s