Enrique Such (Terrvs): “El dinero que se pueden ahorrar en un restaurante entre usar un oliva normal y un AOVE de calidad es ridículo”

terrus

Entrevista con
Enrique Such
Director de Terrvs

Alicante está tomando protagonismo de nuevo en el sector oleícola con proyectos de AOVE de calidad. Uno de ellos es Terrvs, con sus olivares mayoritarios de una edad media de 60 años de variedades locales Blanqueta y Manzanell, junto a las de Alfafara, Genovesa, Sevillenca y Negreta. Y más reciente de Arbequina. En una explotación agrícola que se remonta a los siglos II-I antes de Cristo, en el término del Muro de Alcoy, a los pies del paisaje protegido de la Solana de Benicadell.

¿Cómo surgió el actual proyecto de Terrvs?

Surge del impulso de una familia para darle un valor añadido a una aceituna que se vendía tradicionalmente en la cooperativa. La idea fue la de producir un AOVE de calidad, con variedades locales y singulares sobre todo. Nuestras variedades son las propias de las montañas de Alicante, principalmente blanqueta, junto a otras minoritarias.

¿Qué tipo de AOVE se produce con la blanqueta?

Es una variedad autóctona de la zona, con unas peculiaridades características: es una aceituna pequeña con un rendimiento en aceite mediano y con gran cantidad de antioxidantes cuando está en verde. Le da una característica propia en cuanto amargor y picantes y es un aceite muy valorado en la zona. También para complementar algunos otros aceites también, básicamente en los blend porque al ser tan amarga y con tanta fuerza, para los que somos de allí no hay ningún problema, pero para gente de fuera el monovarietal es más complicado.

Desde el punto de vista de la comercialización, ¿lo estáis enfocando al mercado nacional o al exterior?

Todo lo que se pueda al exterior, el tema nacional ya sabemos que es muy complejo. Todo el mundo tiene aceite, todo el mundo tiene un familiar que hace aceite y el suyo es el mejor. Lo que hay que hacer es poner el producto en valor, tanto el tuyo como el del vecino. Es un producto de una categoría máxima como producto alimenticio y de esta manera hay que valorarlo. El mercado de exportación está abriendo muchas posibilidades porque precisamente se dan cuenta allí de lo bueno que es este producto

¿El concepto “saludable” sigue siendo la mejor estrategia de marketing o ha que incidir en más ideas?

Es una de las tres patas: saludable, valor organoléptico y el tema alimenticio. No solo es un producto que se utiliza para condimento sino que hay que darle un valor añadido en el que te puedes diferenciar respecto a una grasa que valga la tercera parte. Algunas grasas sirven para cocinar pero no te aporta nada más. En el enfoque precio – seamos sinceros, la gente se guía siempre por el precio- no puedes competir en un lineal con un producto que está en otra categoría. Por lo menos hoy en día se empieza a valorar como producto gourmet o producto de máxima calidad; antes solo se pensaba en ese producto cuando te ibas fuera de España, en Italia o en mercados exteriores.

¿Hay marcas de AOVE que te comentan que muchas veces está mejor formada la gente de fuera que el cliente de España?

Bueno, eso es generalizar, porque el cliente de fuera, cuando te viene a buscar es porque sabe de qué va la cosa. En España todo el mundo lo conoce, porque llevamos muchos años consumiéndolo. Teniendo en cuenta que los aceites de oliva son solo un 2% de la grasa que se consume en el mundo, pues imagínate el mercado que hay. Y la gente que consume grasa no sabe nada del aceite de oliva.

Alicante es una de las provincias españolas que tiene más turismo ¿Hay que incidir más en los turistas en la promoción?

Está claro que cuando viene un turista y toma aceite de oliva, lo tiene en cuenta. Cuando regresa a su país, ¿lo puede buscar? No será en el 100% de los casos, pero puede haber una cantidad importante que lo tenga en cuenta. Aunque lo ideal sería que salieran ya de su pueblo de Bélgica, Alemania o Reino Unido sabiendo lo que es el aceite de oliva.

¿La restauración es también fundamental en la promoción de los AOVE de calidad?

La restauración tiene mucho que hacer, tienen que tomar conciencia. Aunque les cuesta valorar un aceite de calidad, y no saben que estás ahorrándote solo 5 céntimos en una tostada por poner un aceite normal con respecto a uno de calidad. El dinero que se puede ahorrar en un restaurante es ridículo. Tú pones una botella de AOVE en la mesa y eso viste.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s