Las provincias de Sevilla y Badajoz se especializan en producción de AOVEs tempranos por su volumen de olivar en seto

Aunque los precios de la campaña actual en origen se han igualado mucho en sus diferentes categorías ante la escasez de aceituna en las principales zonas productoras, los aceites de oliva tempranos siguen contando con un diferencial importante. Tanto para el envasado premium en formatos de medio litro como para encabezar aceites de menor calidad organoléptica, tanto para mercado nacional como para exportación.

Como no podía ser de otra forma, la disponibilidad de este tipo de AOVEs en los dos primeros meses de campaña -octubre y noviembre- ha sido sensiblemente menor que en la campaña pasada, en línea con la rebaja de producción prevista en los aforos en las principales zonas productoras.

Si se analiza en detalle la producción en los dos primeros meses del año, se comprueba como la elaboración de AOVEs tempranos en volumen se concentra en dos regiones: Andalucía y Extremadura. Entre ambas han supuesto más del 78% del total de aceite de oliva virgen extra temprano en esta campaña 2022/2023, cuando suponen el 54% del total de almazaras operativas en nuestro país.

La explicación es sencilla. Si se detalla aún más el análisis por provincias, se observa como las dos provincias españolas donde el olivar superintensivo o en seto tiene más peso -Sevilla con el Valle del Guadalquivir y Badajoz con las Vegas del Guadiana- lideran en sus regiones la producción de este tipo de aceite de aceites de oliva virgen extra. Entre ambas han concentrado una producción superior a las 61.000 toneladas de aceites en los meses de octubre y noviembre, más del 31% del total nacional. Si Sevilla ha sido la provincia número uno a nivel nacional, Badajoz ha sido la cuarta. Solo Córdoba y Jaén, por la gran extensión de olivar en hectáreas, han logrado situarse como tercera y cuarta provincias en producciones de AOVEs tempranos.

Tanto los olivares de la provincia de Sevilla, con epicentro en la zona de Écija, como los de la provincia de Badajoz -repartidos por las vegas altas y bajas del Guadiana, desde Gargáligas a Pueblonuevo del Guadiana- son los que compiten con los primeros aceites de oliva virgen extra que suelen llegar al mercado europeo cada campaña, los del Alentejo de Portugal. Incluso en algunos casos, comparten los mismos propietarios, que han visto en la especialización en producir este tipo de aceites la mejor salvaguarda contra la vecería y las oscilaciones de precios.

Y en campañas como la actual, con precios en origen ya estables durante varias semanas por encima de los cinco euros en el rango bajo de la oferta- la rentabilidad se dispara. Los viveros especializados en este tipo de plantaciones ya lo están notando en sus pedidos. El 2023 será un año con muchas plantaciones de olivar.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s