Castillo de Canena lanza la edición número XIII de su Primer Día de Cosecha con etiqueta doble de Juan Eslava Galán

CASTILLO DE CANENA

Castillo de Canena lanza la edición limitada número XIII de su icónico Primer Día de Cosecha,  pionero en su categoría y que resalta entre los aceites de alta gama por su cuidada obtención, aroma, sabor y calidad.  Como en cada edición, una personalidad vinculada a la cultura, el arte, el deporte o las ciencias- y amante del aceite de oliva- ha sido la encargada de diseñar la etiqueta de sus singulares botellas color cereza. A este proyecto único ya se han sumado, en anteriores ediciones, diferentes personalidades como Sara Navarro, Enrique Ponce, Joaquín Berao, Ainhoa Arteta, Manolo Valdés, Pau Gasol, Alejandro Sanz, Fernando Alonso, Roberto Verino, Raphael, Álex de la Iglesia y Sara Baras.

En esta ocasión, el escritor Juan Eslava Galán ha creado la nueva etiqueta que, por primera vez en los trece años de trayectoria del Primer Día de Cosecha, tendrá un diseño diferente para la varietal picual y para la arbequina.

El ganador del Premio Planeta en 1987 ha representado en las nuevas etiquetas dos monedas romanas de la Hispania Imperial, estampadas en relieve. Para el Primer Día de Cosecha Picual ha incluido el busto del Emperador Adriano; y para el Primer Día de Cosecha Arbequino ha seleccionado la figura de la lechuza de la diosa Atenea, conocida en la cultura romana como Minerva, junto a una rama de olivo.

“Desde tiempo inmemorial el Primer Día de Cosecha es objeto de celebración especial en el mundo mediterráneo del olivo. En este sacralizado día los griegos consagraban la cosecha a Atenea, diosa del aceite y de la sabiduría, y con las aceitunas recogidas por los alegres romeros hacían una primera molienda cuyo aceite se consagraba a la divinidad y se consumía tanto en las lámparas de su templo como en el banquete ritual de sus devotos. Esa memoria se ha transmitido a lo largo de las diversas culturas que han exaltado el aceite y llega a nosotros con el fervor y la celebración de su origen”, ha explicado el escritor.

Juan Eslava Galán, nieto e hijo de olivareros,  nació y vivió sus primeros años en una almazara de Arjona (Jaén). En su copiosa producción literaria, que abarca ochenta libros de diversa temática, destacan tres ensayos dedicados al mundo del olivo y del aceite, entre los que destaca Un jardín entre olivos (RBA, 2004). Ganador del Premio Planeta en 1987 con su obra En busca del unicornio, también ha recibido otros destacados galardones, como el Ateneo de Sevilla (1991), el Fernando Lara (1998) y el Premio de la Crítica Andaluza (1998). Eslava Galán es Medalla de Plata de Andalucía y Consejero del Instituto de Estudios Giennenses; y sus obras se han traducido a varios idiomas europeos.

Para Rosa Vañó,  directora de Marketing y Comercial de Castillo de Canena ,“solo alguien capaz de percibir la magia y la belleza del olivo y su entorno, y entender el esfuerzo y el esmero que año tras año el cosechero realiza para lograr los zumos más fragantes, equilibrados y complejos, es capaz de plasmar en el escueto espacio de una etiqueta la síntesis de todas las emociones y pasiones que emanan de ese día tan especial de recolección de las primeras aceitunas de la cosecha”.

Desde el punto de vista agronómico, Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena, asegura que “este año ha sido especialmente complicado puesto que, por un lado, se ha producido un retraso acusado en el estado de maduración de los frutos y por otro, las precipitaciones recogidas a partir del inicio del mes de octubre han dificultado la propia recolección y además, ha sido necesario esperar pacientemente hasta alcanzar un estado fenológico de los frutos apropiado para obtener excelentes zumos”.

El Primer Día Picual es un aceite fragante de color verde intenso con alta concentración de clorofilas y con un perfil sensorial bastante armónico a pesar de presentar un frutado vigoroso. Posee una gran complejidad y acusadas notas vegetales: tomate verde, alcachofa, almendra verde, piel de plátano y tallo de breva. Dichos descriptores prevalecen frente a un picante agradable, perceptible gentilmente en la garganta, un ligero amargor y discreta astringencia. Se trata de un zumo aterciopelado y largo en boca con un retrogusto mentolado y de hierbas aromáticas del campo.

El Primer Día Arbequino se trata de un aceite de color verde claro y brillante con destellos dorados. Perfil organoléptico muy proporcionado, elegante, dulce, amable y armonioso. Presenta una gran diversidad de aromas vegetales, sobre todo a hierba fresca, almendra verde y macedonia de frutas, prevaleciendo -en este último descriptor- la manzana verde y la pera. Destaca asimismo su fluidez y un discreto amargo y picante en perfecta armonía con las notas frescas y dulces que están presentes en este zumo. Retrogusto almendrado persistente con un ligero toque de pimienta en garganta muy airoso. Liviana astringencia final.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s